Las vías respiratorias son todos los conductos que hacen posible la entrada y salida de aire desde el exterior de los pulmones. Se conforman, de afuera hacia adentro, por las fosas nasales, faringe, laringe, tráquea, bronquios y bronquiolos.

El cuidado de las vías respiratorias te puede ayudar a prevenir enfermedades de esa índole como la gripa y tos, así como otras más graves, tales como la bronquitis y pulmonía.

Sigue estos consejos para cuidar tus vías respiratorias y disfruta de una mejor salud:

  • Evita respirar aire muy frío. En tiempo de frío procura el uso de bufandas o cubrebocas que eviten la entrada del aire frío directamente a tus pulmones.
  • Bebe agua natural con regularidad. Beber agua durante el día para mantener tus vías respiratorias hidratadas y relajadas.
  • No fumes y, si ya lo haces, deja el hábito. El cigarro aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades crónico degenerativas en los pulmones y, en general, hace del sistema respiratorio un blanco fácil para las infecciones.
  • Lleva una dieta equilibrada. Una dieta que incluya alimentos ricos en vitaminas A, C y E ayudará a tu sistema inmunológico a tener mejores armas para defenderte de enfermedades respiratorias.
  • Evita lugares con mucho polvo y mantén una buena higiene en tu casa. Respirar polvo puede dañar las vías respiratorias, por lo que una correcta higiene de tus espacios te ayudará.

Cuidar de tu salud respiratoria puede res muy fácil siguiendo estos consejos, recuerdas que la prevención es la primer medida en el cuidado de tu cuerpo