La dermatitis es una enfermedad que causa irritación de la piel, se considera una afección muy común, que se presenta de muchas formas y tiene una gran variedad de causas.

Generalmente, la persona que lo padece presenta piel seca, comezón, piel hinchada y enrojecida. En casos más serios, la piel se llena de ampollas, costras y escamas. La dermatitis no es una enfermedad  contagiosa, pero puede causar gran incomodidad.

Tipos de dermatitis

Dermatitis atópica o eccema

Se trata de un sarpullido rojo y con comezón, generalmente, comienza en la infancia y se preseta en los pliegues de la piel. El sarpullido puede liberar líquido al momento de rascar, lo que formará una costra.

Dermatitis de contacto

Se presenta un sarpullido rojo y con picazón en la zona donde la piel estuvo en contacto con sustancias que irritan la piel.

Dermatitis seborreica
Este tipo de dermatitis causa escamas, enrojecimiento de la piel y caspa persistente. Suele afectar las zonas oleosas del cuerpo, como la cara, la parte superior del pecho y la espalda..

Eccema folicular
Esta afección vuelve más gruesa la piel y en algunos casos se puede presentar protuberancias en los folículos pilosos.

Causas

  • Piel seca
  • Genética
  • Disfunción del sistema inmunitario
  • Contacto con metales
  • Infección cutánea
  • Exposición a alimentos
  • Alérgenos transmitidos por el aire
  • Edad